Beneficios de los rellenos dérmicos

Beneficios de los rellenos dérmicos

Los rellenos dérmicos constituyen una de las técnicas de medicina estética más populares entre los tratamientos antienvejecimiento. Los rellenos dérmicos son un tratamiento ideal para rellenar las arrugas y partes del rostro donde se solía acumular grasa, como las patas de gallo, las líneas de los labios, la barbilla, los surcos nasales, así como para rejuvenecer el contorno de los ojos y de la boca.

¿Qué son los rellenos dérmicos?

Los rellenos dérmicos son un procedimiento estético que se realiza para rellenar y volver a formar las áreas de la cara que tienen arrugas y profundas líneas de expresión. Estos rellenos están diseñados para elevar y dar volumen a estas áreas para mejorar el aspecto y la apariencia de la piel.

Estos rellenos suelen contener una mezcla de ácido hialurónico, lidocaína y algunos otros ingredientes para ayudar a recuperar el rostro una vez añadido el relleno.

Tipos de rellenos dérmicos

Los rellenos dérmicos se dividen en dos categorías principales, los estéticos y los funcionales. Los rellenos estéticos se utilizan para restaurar el volumen y dar forma a la cara, así como para suturar arrugas, líneas y otras áreas de la piel.

Los funcionales suelen ser materiales para rellenar y mejorar los tejidos subcutáneos, restaurar el volumen en la cara, disminuir los hoyuelos debajo de los ojos, restaurar la firmeza de la piel y mejorar la elasticidad.

Beneficios de este tratamiento

Los rellenos dérmicos ofrecen numerosos beneficios para tratar el envejecimiento de la piel. Estos tratamientos tienen la capacidad de rellenar arrugas y líneas de expresión, al igual que las cicatrices y los surcos profundos.

Tal vez también te interese leer  Aceite de oliva para el tratamiento de la caspa

Los rellenos dérmicos se pueden usar para mejorar el contorno facial, para dar volumen a la mandíbula, la barbilla y los pómulos para un look jovial. Los rellenos pueden también usarse para mejorar la apariencia de las líneas alrededor de la boca y los labios.

¿Qué debes tener en cuenta antes de un tratamiento de rellenos dérmicos?

Antes de someterse a un tratamiento de relleno dérmico es necesario conocer todos los detalles sobre los productos empleados y los resultados esperados; el médico debe evaluar la zona a tratar para determinar la cantidad de relleno que será necesaria.

Ventajas y desventajas

Uno de los principales beneficios de los rellenos dérmicos es su efecto inmediato; algunos rellenos pueden durar hasta dos años, e incluso más dependiendo del tipo de producto. Por otro lado, los rellenos dérmicos tienen pocos efectos secundarios, como la inflamación, enrojecimiento y ligeros calambres en el tejido que vuelve a la normalidad en pocos días.

Algunos efectos secundarios más graves pueden producirse con el uso de productos de relleno incompletamente procesados, y estos pueden tener que ser eliminados quirúrgicamente, por lo que es recomendable siempre tomar la seguridad del tratamiento seriamente.

Consejos para tener buenos resultados

Los factores clave para lograr buenos resultados con los rellenos dérmicos son elegir un lugar seguro para realizar el tratamiento y un profesional bien entrenado que sea experto en expresión facial.

El uso de pruebas de alergias y una historia clínica completa ayudarán a disminuir el riesgo de cualquier posible complicación a largo plazo.

Antes del tratamiento, es importante evitar la exposición solar, realizar masajes faciales, calmantes y productos oralmente, y usar cremas hidratantes previas para un procedimiento más suave.

Tal vez también te interese leer  Tratamientos de proteina para el cabello

Cuidados posteriores

Luego de un tratamiento de rellenos dérmicos, es necesario tener en cuenta los siguientes consejos para preservar los resultados. Descansa adecuadamente después del procedimiento, evita la exposición al sol por tres semanas y protege la zona tratada con un protector solar de amplio espectro (SPF 50).

Puedes volver al cómodo ejercicio físico al cabo de 10 días, pero evita las actividades energéticas durante los primeros 4 días. Además, los masajes y productos tópicos para las líneas de la boca deben evitar durante el tratamiento. 

Los rellenos dérmicos ofrecen muchos beneficios para los pacientes que desean reducir las líneas finas y las arrugas, disminuir los hoyuelos por debajo de los ojos y mejorar los contornos faciales a largo plazo o simplemente levantar y volver a formar los tejidos blandos de la piel.

Si bien los rellenos dérmicos son relativamente seguros, es importante tener en cuenta los efectos secundarios potenciales, realizar pruebas de hipersensibilidad antes de los tratamiento y elegir un profesional calificado para obtener los mejores resultados.

Deja un comentario